27 de feb. de 2008

A modo de editorial.

Como ya sabemos, soñar no cuesta nada, y precisamente éste nuevo blog, que habla de los placeres de la buena vida en una época difícil, tiene mucho que ver con los sueños: nació porque me atreví a soñar con el y crecerá porque seguiré soñando con hacerlo cada vez mejor, más lindo, más completo. Mientras lo escribo pienso que los sueños, no siempre sueños son : cuando se les suma voluntad, pasión, entusiasmo; y fundamentalmente, coraje y decisión, suelen hacerse realidad. Es por eso que ahora los invito a recorrer esta flamante edición online de Divinos Placeres que acaba de despertarse.

Eugenia Arias.